Ministerio de Salud Pública

MAL DE CHAGAS: SALUD BRINDÓ PRECISIONES SOBRE PANORAMA EPIDEMIOLÓGICO EN RESISTENCIA

17/07/2011


El Ministerio de Salud informó que no existe transmisión activa de la enfermedad mediante el vector (vinchuca) en la zona de la capital chaqueña. Autoridades sanitarias desestimaron las declaraciones del coordinador del Programa de Chagas del INSSSEP, que estimó que el 15 por ciento de la población de la ciudad estaría infectado.

 

 

El Ministerio de Salud Pública brindó precisiones acerca de la situación epidemiológica de la enfermedad de Chagas en la ciudad de Resistencia. “En los últimos 10 años no se notificó presencia de vinchucas en la zona de la capital, lo que refleja la ausencia de transmisión activa de la enfermedad mediante el vector”, comentó el ministro de Salud, Francisco Baquero.

De esa manera, el titular de la cartera sanitaria desestimó declaraciones del coordinador del Programa de Chagas del INSSSEP, que estimó que el 15 por ciento de la población de la ciudad estaría infectado. “Si la cantidad de personas con Chagas en Resistencia fuera de ese orden, deberíamos pensar que existen 57.958 enfermos en el departamento San Fernando, lo que representa un dato totalmente alejado de la realidad”, señaló.

A la par, indicó que “teniendo en cuenta que no existe registro de la presencia del vector, estos enfermos deberían corresponder a casos inmigrantes desde zonas donde existiera transmisión activa o a casos congénitos, lo que representa un escenario muy poco probable”.

Por otra parte, desde la Dirección Provincial de Epidemiología explicaron que la proporción de estudios positivos para Chagas entre embarazadas que se atienden en el Hospital Perrando (que registra aproximadamente entre 5000 y 6000 partos por año) es menor al 4 por ciento anual, tendencia que se repite a lo largo del los últimos 10 años. Dicha cifra, correspondiente al grupo etario de mujeres fértiles, entre 15 y 49 años, es muy cercana a los varones.

“Esta cantidad de personas con Chagas es la detectada por los servicios públicos de salud de Resistencia. Y como podemos imaginar, al tratarse de una enfermedad relacionada a la pobreza y a condiciones de vida desfavorables, la cantidad de enfermos que atendería la obra social provincial debería ser menor a la que se atiende en los servicios públicos”, explicó Baquero.

Asimismo, desde la Dirección de Epidemiología señalaron que no existe transmisión activa de la enfermedad mediante el vector en Resistencia, y como ejemplo de ello recordaron que en los últimos 10 años no se notificó presencia de vinchucas en esa zona. Sin embargo, explicaron que los nuevos casos de Chagas corresponden a la transmisión de la enfermedad desde la madre chagásica al recién nacido. Dicha transmisión se produce en menos del 5 por ciento de los casos.

Por otro lado, autoridades sanitarias se refirieron a declaraciones del coordinador del programa de Chagas de la obra social que, a fines de 2010, alertó que en 10 años cerca de 7000 afiliados del INSSSEP morirán a causa de la enfermedad. “Si esto hubiera sido cierto, deberían morir 700 afiliados por año sólo por Chagas, es decir, unos 60 por mes, y a la fecha totalizarían 480”, comentó Baquero.

Sin embargo, explicó que los registros provinciales de mortalidad reflejan que en el año 2010 fallecieron 7037 personas, 1482 de las cuales fueron por causas cardíacas. “Si las proyecciones del INSSSEP tuvieran algo de coherencia, la mitad de estas muertes corresponderían sólo a sus afiliados y sólo por Chagas. Si esto fuera cierto, la obra social debería plantearse por qué motivo mueren más sus pacientes por Chagas que en los hospitales públicos de la Provincia, y más que en ningún lugar del mundo”, señaló.

CARENCIAS EN EL DIAGNÓSTICO Y SEGUIMIENTO DE CASOS

Desde el área de Epidemiología, consideraron que el programa de Chagas del INSSSEP exagera la prevalencia de la enfermedad y ofrece diagnóstico masivo a la población de afiliados, para luego, en caso de detectar enfermos seguir con controles cardiológicos cuya complejidad (y costo) excede a la normativa nacional.

Por otra parte, Baquero consideró que existe una preocupación ausente respecto de la educación sanitaria que todo Programa debería tener en cuenta y del diagnóstico y seguimiento de la madre chagásica, de sus hijos y de los menores de 15 años, quienes podrían curarse con mayor probabilidad utilizando el antiparasitario benznidazol.

“Este medicamento sólo está disponible en los Programas de Chagas Provinciales y no hemos recibido ni una solicitud de la droga desde el programa del INSSSEP en lo que va del año”, comentó. En esa línea, sostuvo que en una situación responsable, antes de propiciar el diagnóstico masivo de la población se debería asegurar que los profesionales que atenderán los casos estén entrenados en la administración del antiparasitario y la cantidad de tratamientos que se espera iniciar.

Por otra parte, desde la cartera sanitaria informaron que en lo que va del año, el programa del INSSSEP no solicitó ningún esquema de tratamiento al Ministerio, ni de niños ni de adultos. “Además, pronosticó 700 muertes por Chagas entre sus afiliados, las cuales no se produjeron. No realizó ninguna campaña de comunicación social acerca de la enfermedad, tampoco priorizó a la población que con mayor probabilidad pudiera curarse y no informó en base a las evidencias científicas acerca de la historia natural de la enfermedad”, indicó el ministro. Finalmente, consideró que “sería bueno pensar en la racionalidad de este proceder que sólo ofrece terror, estudios de laboratorios y cardiológicos.


Fotos 1
flecha
flecha
Fotos 2
flecha
flecha
Fotos 3
flecha
flecha
Fotos 4
flecha
flecha
Fotos 7
flecha
flecha
Fotos 8
flecha
flecha
Fotos 9
flecha
flecha

Winamp MP3 Decoder Windows FLV player Lector de RSS Windows Media Player